Cartera sencilla paso a paso

¡Buenas noches amigos!

La semana pasada, como me iba de viaje, me hice un neceser enorme para meter todos mis champús, cremas, peines… ¡hay que ver la de cosas que llevamos cuando nos vamos de viaje! Lo hice con una tela que acaba de comprar súper bonita y como compré bastante cantidad, he decidido también hacer una cartera pequeña para una amiga que, cuando sale de fiesta, suele llevar siempre un bolso pequeño, por lo que necesita una cartera que quepa en el bolsito.

Aquí os dejo el tutorial para que lo podáis hacer en casa. Ya veréis que es muy sencillo y, sobre todo, ¡muy útil! (sobre todo con bolsos pequeñitos por la noche) :)

Los materiales que vais a necesitar son los siguientes:

  • 2 pedazos de tela exterior de 17×11 cm
  • 2 pedazos de tela interior de 17×11 cm
  • 2 pedazos de guata o entretela (dependiendo de lo acolchado que queráis que os quede la cartera) de 16×10 cm
  • 2 pedazos de tela (puede ser distinta de la interior o de la exterior, o incluso ser la misma, dependiendo de cómo lo queráis combinar) de 14×7 cm
  • 4 pedazos de tela exterior de 3x2cm
  • Una cremallera de 14 cm
  • Cúter
  • Regla
  • Base de corte (se puede usar como base la tabla de cortar bien limpia de la cocina porque son caritas)
  • Hilo que pegue con las telas interior y exterior
  • 30 cm de bies de un color que pegue con nuestra cartera

Y ¡ahora os digo cómo se hace!

Para empezar deberemos cortar las telas con ayuda del cúter, la regla y la base de corte de las medidas que vamos a necesitar:

cartera 1

Antes de nada deberemos de hacer los bolsillos interiores para guardar mejor nuestras tarjetas, carnets, billetes… Para ello, doblaremos los pedazos de tela de 14×7 cm hacia dentro, tal y como veis aquí:

cartera 2

Cosemos por los extremos alrededor de los dobleces (primero lo planchamos para que nos sea más fácil) para poder fijarlo bien al interior de nuestra cartera.

cartera 5

Ahora fijamos los bolsillos interiores a la tela interior, centrándolo con ayuda de la regla y sujetándolo con alfileres para que no se nos mueva mientras cosemos.

cartera 6

cartera 7

Ahora debemos coser los pedacitos pequeños de tela a los bordes de la cremallera, de forma que cuando la terminemos queden ocultos e integrados con la tela exterior y no se nos vea. Para ello, doblamos un centímetro hacia dentro de los cuatro trozos, colocamos la cremallera dentro como en un sandwich y sujetamos con ayuda de un alfiler.

cartera 8

Cosemos en línea recta para fijar a la cremallera. Nos quedará así:

cartera 9

Ahora tenemos que fijar la cremallera a la guata y a las telas interior y exterior.

Para ello doblamos el lado largo de las telas interior y exterior un centímetro hacia dentro, Planchamos y colocamos la guata dentro, de forma que quede como un sandwich.

cartera 3

cartera 10

Colocamos la cremallera dentro del sandwich e hilvanamos para luego poder coser recto sin que se nos mueva. Lo cosemos y este es el resultado del primer lado:

cartera 11

Hacemos lo miso con el otro lado:

cartera 12

Doblamos del revés (es decir, de forma que se junten los lados exteriores), fijamos con ayuda de alfileres y cosemos alrededor. Posteriormente cortamos lo que nos sobra. Tendremos esto:

cartera 13

¡Acordaros de coser con la cremallera abierta! Sino será una aventura darle la vuelta :)

Lo podríamos dejar así, pero me apetecía dejarlo un poco más bonito y decidí colocarle un bies alrededor de las costuras interiores. Lo cosí a mano de forma que quedase un efecto más desenfadado:

caartera 14

Damos la vuelta y… ¡tachán! ¡ya tenemos nuestra cartera!

cartera 15

cartera 16

cartera 17

Espero que os haya gustado, y espero que me contéis qué tal han ido vuestros resultados al intentarlo.

Os dejo también una foto con el neceser que os he comentado al principio que hice para irme de viaje. Más adelante os dejaré el paso a paso para que lo intentéis en casa.

cartera 18

Un saludo, y ¡hasta la próxima!

 

3 comments

Deja un comentario