Jersey primera puesta

¡Buenos días!

¿Qué tal va todo? Yo estoy súper contenta porque ¡por fin ha salido el sol! Llevamos unos días sin lluvia por el norte y estoy que no me lo creo, ya empiezo a poder ir sin cazadora y estoy sacando la ropa de primavera/verano del armario y pese a que tengo un poco de alergia al polen ¡el sol me hace feliz! Me quedaría con esta temperatura todo el año, sin excesivo calor ¡pero con luz! La verdad es que la lluvia acaba por deprimir a cualquiera, sobre todo ¡después de dos meses sin parar de llover!

El otro día os conté que he empezado a tejer a dos agujas. Me enseñó mi abuela cuando era pequeña y la verdad es que no me ha resultado excesivamente complicado volver a empezar, y eso que llevaba más de 15 años sin tocarlo. En mi post sobre mi viaje a París os enseñé todas las telas que había visto (y todas las que me había comprado), pero no sólo compré telas, sino que vi una tienda preciosa de lanas, en la que estaban impartiendo en ese momento un curso de tejer y no pude evitar entrar. Y ya que entraba… pues salí con lanas, ¡no podría haber sido de otra forma! Descubrí unos ovillos de 100% lana peinada especial para bebé súper finita en un color azul verdoso (azul mar), que me enamoraron desde el primer momento y no pude salir de allí sin ellos.

Unas semanas atrás, Marta, del blog Oh, Mother mine! DIY, había publicado un videotutorial de este jersecito de primera puesta que me enamoró según lo vi y, aunque no soy precisamente una maestra en este maravilloso arte del tejer, me animé. El tutorial está genial explicado pero, como no tengo mucha experiencia, no pude evitar tener que deshacer y rehacer más de 20 veces algunas partes hasta que me quedó presentable. Sé que está lleno de fallos (al principio apretaba muchísimo el punto con las agujas de bambú, después me hice con unas Nova Metal de Knit Pro que no tenían nada que ver, los puntos pasaban solos, y el punto quedaba mucho más sueltito y con mucho mejor aspecto… ¡poco a poco voy aprendiendo a base de “prueba y error“).

Total, que después de un mes y algún que otro antiinflamatorio para mi dolorida muñeca… ¡aquí está mi primer jersey primera puesta!

Estoy súper contenta con el resultado, y súper enganchada a tejer, ahora estoy haciendo unas sandalias-patucos en color coral que son una monería, cuando tenga los dos (voy uno y medio) os los enseño. ¡Es un vicio y me relaja un montón!

Os enseño más fotos del jersey:

jersey primera puesta 4

jersey primera puesta 5

jersey primera puesta 6

jersey primera puesta 7

jersey primera puesta 8

jersey primera puesta 9

jersey primera puesta 15

jersey primera puesta 16

Os dejo aquí el link al tutorial de Oh, mother mine. Marta en su tutorial echa 44 puntos para la base del jersey, yo eché unos 60, porque ya os digo que al principio tejía muy prieto y no llegaba a las medidas de ancho que marcaba, así que me tocó repetir el principio unas cuantas veces. Se necesitan  100 gramos de lana para agujas de 2,5mm, en mi caso utilicé dos ovillos de 50 gramos y me llegó ¡por los pelos! Pero ya os digo que hago el punto muy prieto (de hecho si os fijáis en las fotos la parte delantera del jersey está súper prieta y luego la manga en comparación aparece más sueltito y se marca más el punto).

Bueno, ¡a disfrutar de lo que queda de fin de semana!

Un abrazo, y ¡hasta el próximo post!

5 comments

Deja un comentario