Receta de croquetas de pollo

¡Buenos días!

Tal y como os comenté ayer en la receta de pollo asado hice al día siguiente unas deliciosas croquetas de pollo con lo que nos sobró del pollo del domingo pasado. Como sólo estábamos dos para comer, nos sobró parte de pollo y decidí aprovecharlo para esta receta y hacer algo distinto.

Recuerdo esta receta de cuando era pequeña, porque mi madre solía hacer croquetas de pollo siempre que hacía un pollo asado. Hacía años que no las comía, así que me puse manos a la obra con la receta de mi madre.

A continuación os dejo los ingredientes de las recetas de pollo de mi madre:

  • Pollo asado (cogí las pechugas en este caso, pero podéis usar unas pechugas de pollo fritas y trocearlas)
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Leche
  • Sal
  • Especias (me encantan con nuez moscada, pero no tenía y utilicé orégano para darle más sabor)
  • Un huevo
  • Pan rallado
  • 75 gramos de harina para empanar nuestras croquetas

Para hacer nuestras croquetas vamos a empezar por deshuesar el pollo que vayamos a utilizar y lo troceamos en trocitos pequeñitos, así:

croqueta 1

Ponemos la mantequilla a calentar en una sartén a fuego medio.

croqueta 2

Cuando esté derretida agregamos las cucharadas de harina.

croqueta 3

Removemos bien y aplastamos las bolitas que se nos han formado para que se integren bien con la mantequilla y no queden grumos.

croqueta 4

Agregamos leche y removemos, siguiendo aplastando las bolas de harina y mantequilla para que se integren bien con la leche.

croqueta 5

Cada vez que esté bien integrado, agregamos más leche sin dejar de remover hasta que tengamos nuestra textura deseada. Tened en cuenta que cuanta más leche echemos más líquida quedará la bechamel y en este caso queremos que quede espesa para hacer nuestras croquetas.

croqueta 6

Agregamos las especias que queramos y seguimos removiendo. Añadimos el pollo que habíamos troceado al principio.

croqueta 8

Removemos para que quede bien integrado, agregamos un poco de sal, otro chorrito de leche y cuando quede una textura consistente de la bechamel retiramos del fuego y dejamos enfriar.

croqueta 9

Cuando se haya enfriado, pasamos a un plato que cubrimos con film transparente y reservamos durante un día en  el frigorífico para que se asiente nuestra masa y podamos hacer mejor las croquetas.

croqueta 11

Sacamos del frigorífico y comenzamos a hacer con las manos las bolas de bechamel que después serán nuestras croquetas.

croqueta 13

Empanamos con harina hasta que no se nos peguen en los dedos.

croqueta 14

Metemos en el huevo batido previamente y pasamos por el pan rallado, así con todas.

croqueta 16

Y ya tenemos nuestras croquetas empanadas, listas para freir.

+

Calentamos aceite a fuego medio y cuando esté bien caliente freímos nuestras croquetas, con mucho cuidado al darlas la vuelta para que no se nos abran.

¡Y ya tenemos nuestras deliciosas croquetas de pollo listas para comer! Tened cuidado que están calientes y os podéis quemar.

croqueta 20

Espero que os hayan gustado. ¡Hasta el próximo post!

 

Deja un comentario